ECUADOR SUPERADO

Ya hemos superado la primera mitad del curso, y solo quedan 12 días para volver a casa. Si hemos aprendido algo o no en estas primeras semanas con los perros, sólo el tiempo lo dirá.

Para ser sinceros, este curso está siendo mortalmente aburrido. Y no lo decimos sólo los primerizos, si no que Carmen y Juanjo, que ya han venido más veces, lo corroboran. Estamos andando muy poco con los perros, estamos saliendo poco a la calle, sólo hacemos cosas en interiores (centros comerciales, la escuela, etc). A estas alturas ya deberíamos estar reventados y con agujetas de caminar, y sin embargo lo que estamos es aburridos de estar sentados. Porque por ejemplo, mientras uno hace lo de las escaleras mecánicas con el perro en el centro comercial, el resto le esperamos sentados en la cafetería, hasta que nos llega nuestro turno. Encima estos últimos días ha llovido bastante, con lo cual, tampoco hemos podido salir demasiado. En fin, que no estamos muy satisfechos con la marcha del curso. Pero no es culpa de Randy, ni siquiera de la capitana de los instructores, que en este curso es Jessica. Por lo que parece, están cambiando muchas cosas en la administración de Leader Dogs, y han decidido llevar otra línea de trabajo en la escuela. Ahora los cursos son más “Light”, lo cual no viene nada bien, porque nosotros deberíamos volvernos a casa ya con parte del trabajo hecho en estos 25 días que pasamos aquí, deberíamos haber andado muchísimo con nuestros perros, y sin embargo, nos vamos con la sensación de haber andado poquísimo, al menos yo.

Veréis como la semana que viene, que es la última que pasamos entera aquí, nos meten una paliza a andar, para recuperar todo lo que no hemos andado estos días. No os cuento en detalle lo que hemos estado haciendo, pero os lo puedo resumir:

Hemos practicado a pasar por puertas giratorias con los perros.
Subir y bajar escaleras y ascensores.
Hemos ido a un centro comercial y practicado cómo se lleva un carro y el perro.
Hemos visto cómo meter al perro en el asiento del avión, y en un coche.
Hemos subido y bajado en escaleras mecánicas.
Hemos aprendido a cruzar las vías del tren (que ya me diréis cuantas veces lo vamos a poner eso en práctica en España…)

A parte de eso, algún día nos han dejado ya ir un poco más sueltos con el arnés, por las calles del centro de Rochester (calle Walnut y alrededores), pero poca cosa. En general, los días que más contentos acabamos es cuando nos dejan salir por la calle a caminar solos con los perros. Solos o en parejas, porque he descubierto la maravilla de ir en dobles. MI perra va mucho mejor cuando vamos en parejas, porque va siguiendo al perro que va delante, y lo hace muy bien. Y cuando va ella delante tampoco va mal…

Pero a una semana de tenerla, aún se seguía distrayendo mucho, y no podía con ella, así que al final se ganó todas las papeletas para ponerle un correctivo más serio, y ayer llegó. Randy le colocó por la mañana una especie de collar de tela, el “gentil collar” creo que se llama. Es una tira que le rodea el hocico para que no pueda abrir mucho la boca, y se le cierra atrás en la cabeza, por debajo de las orejas. Ahí enganchas la correa, y así cuando tiras de la correa porque se distrae, ella siente el tirón justo en la cabeza, le tira del hocico en lugar del cuello, y yo la puedo controlar más para que no baje el hocico.

Me dio muchísima pena cuando se lo pusieron, porque no hacía mas que apoyarme la cabeza en la pierna y me miraba toda tristona, como suplicando para que se lo quitara. Pero tiene que ser así, debe llevarlo un par de días para que se dé cuenta de que debe comportarse. De hecho hoy ya me ha guiado bastante bien, aunque de vez en cuando todavía se echa las patas al hocico para intentar sacárselo, y me va mirando hacia mí a ratos, pero al menos ya no va tan distraída. Y en el bus es llegar y tumbarse, sin que yo la diga nada. Se deja caer, se desploma y no se mueve hasta que volvemos a la escuela. Luego en la habitación, cuando se lo retiro, se pasa como 5 minutos enteros lamiéndome la mano, para que no vuelva a ponérselo más. Anda que no sabe ni nada la tía, jajaja, tiene más teatro…

De momento imagino que se lo dejaremos puesto, hasta el domingo o así, a ver qué tal. Luego cuando se lo quite, si se porta bien, pues ya no habrá que ponérselo más. Al menos mientras no se ponga tonta.

El resto de los perros van más o menos bien, todos guían bastante bien por lo que parece, y ninguno se distrae tanto como Brilyn.

Justice es el casanova del grupo, a todas las perrinas se acerca, jaja. ¡Menos mal que está castrado! El pobre tiene un poco de incontinencia, y cada vez que sale a la calle hace pipi. Ayer estaba un poco suelto de la tripa, así que hoy le bajaron la ración de comida. Pero está bien, que nadie se alarme.

Skylar vomitó esta mañana un poco, pero Randy dice que puede ser por dos cosas: o por el estrés al haber cambiado de dueño, o porque tiene hambre. Ayer le redujeron la ración de comida porque tiene un poquito de sobrepeso, y quizás sea por eso. Pero por lo demás está bien.

El coronel Lyncoln está perfecto, tan sano y animado como siempre. Es el que más contento debe de estar, porque no hace más que mover la cola, que parece un ventilador, jajaja.

Sunshine lleva varios días haciendo el número 2 blandito, así que le han cambiado el pienso y le han puesto unas pastillas, a ver si ya empieza a hacer mejores deposiciones. Hoy al parecer hizo más duro, así que a ver qué tal mañana.

Duchess se pasó el domingo vomitando, pero desde que la pusieron a dieta y le han dado pastillas, parece que está mucho mejor.

Son perros fuertes y sanos en general, pero quizás el estrés de cambiar de dueños, de estar las 24 horas del día con una persona extraña para ellos, de que ahora todo es nuevo, puede que a unos perros les cueste más que a otros adaptarse al cambio, solo eso. Que nadie se preocupe, ¡que vamos a llevarnos los mejores perros de Rochester!

Por lo que a mí respecta, ya estoy más animada, gracias a todos por preocuparos. Ha habido un par de días realmente malos, cuando veía que la perra no me hacía ni caso y que no lograba controlarla, pero ahora con el collar este me encuentro mucho más segura cuando la perra me guía. Ahora ya voy cogiendo confianza y no voy con tanto miedo de que me choque contra algo. Randy me dijo el otro día que mi mayor problema era que debía convencerme a mí misma de que iba por el buen camino, que mi único problema es ese, que no confío en que pueda hacerlo.

Así que ahí ando, bregando con la perra y con mis emociones, que estos días andan a flor de piel. Pero de nuevo, gracias a todos por estar ahí apoyando en la distancia, se agradece mucho, la verdad.

A ver qué tal mañana, que es Halloween, y además nos visitan las familias de los perros. Es decir, la familia con la que vivieron el primer año de vida. En principio vienen las de Brilyn, Skylar y Lincoln. Qué pereza… Esperemos que no se pongan a llorar o algo, porque me resultaría muy violento. Esperemos que sean gente maja, y que nos cuenten cosas de cómo se portaban los perros en sus casas o cosas así. Esperemos que no se produzcan situaciones demasiado dramáticas…

Bueno, no os quejaréis que hoy he actualizado bastante. Estos días es que termino muy cansada, llegamos justo para la cena y la mayoría de los días, cuando ya he cepillado a Brilyn, hemos hecho los ejercicios de obediencia y he jugado un poco con ella, acabo tan cansada que sólo me apetece meterme a la cama. Perdonadme por no haber escrito en tantos días, pero entre el bajón y el cansancio (de estar tanto rato sentados, que también se cansa uno, jajaja), no he tenido ni tiempo ni ganas de escribir. Espero que lo entendáis (y si no lo entendéis da igual, porque es lo que hay, jajaja).

Abrazos para todos.

PD: Felicidades a mis compañeros Ana y Miguel, que hoy es su cumpleaños. Hemos tenido tarta en la cena, y ambos han soplado velitas, jeje. Que cumpláis muchos más, chicos, pero que sea en otra parte, jajaja.

Anuncios

5 pensamientos en “ECUADOR SUPERADO

  1. olga

    Bueno pequeña, me alegro mucho que hoy nos hayas puesto al día con vuestras viviencias, ya lo echabamos un poco de menos.Me alegro mucho que vayas mejor con la perrita.La verdad es que deberías hacer más prácticas porque luego la realidad es mucho más dura, pero seguro que esta semana que os queda os meterán mucha caña.Espero que paseis un buen día de Halloween y os den alguna que otra chuche.Un beso muy fuerte para todos, y un tirón de orejas para Ana y Miguel.

    Responder
  2. Chini

    ¡Que alegría saber de tí, guapetona!Venga, a seguir con Brilyn. Que verás como al final os entendeis bien. ¿Le hablas en español o en ingles? A ver si va a estar ahí el lío. Jejeje.Si pudiera ser me gustaría ver algunas fotos más. Como es Lourdes, Randy, una foto de grupo. Bueno lo que puedas.Te seguimos impacientes, pero tú a lo tuyo. Si no puedes escribir pues ya sabemos que estás liada. El caso es que todo vaya bien y ya nos contarás cuando vuelvas.Feliz Halloween para todos.

    Responder
  3. Duende

    ¿te das cuenta? Al final todo con esfuerzo y un poco de sacrificio se consigue. Debes de tener paciencia, ir poco a poco y con el paso de los dias y las semanas seguro que los resultados se mostrarán por si solos

    Responder

Y tú, ¿cómo lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s