El placer de Entrevistar a un amigo

Una de las mayores satisfacciones que me ha dado escribir este blog es, sin duda, haber conocido a grandes amigos. A través de los comentarios que me dejais, del cariño que muchos de vosotros me trasmitís, he llegado a conocer a grandes personas, gente con sus propias historias, que escribe desde todos los rincones de España, pero también desde lugares tan lejanos como Perú, Chile, México… Personas con y sin discapacidad, gente preocupada por la integración, la accesibilidad, el mundo de los perros guía…

Y así fue como conocí al que a día de hoy considero uno de mis grandes amigos. Ahora mismo os cuento quien es. Pero antes, dejadme que os recuerde un post que ya publiqué hace casi dos años, en el que compartía con vosotros la entrevista que él me hizo para el programa de radio en el que trabaja. Pinchando en el enlace, podréis escuchar el audio.

Pero la suerte que tengo con este blog es que ahora, más de año y medio después, y tras habernos conocido por fin en persona, hoy puedo devolverle la jugada a mi amigo, y presentárosle a través de la entrevista que yo le hice de vuelta 😉

Os presento a mi amigo

Miguel González Richart es una de las voces que suenan cada mañana en la emisora municipal de Tarragona, Tarragona Radio . Además de presentar ciertas horas del magazine matinal y trabajar para los servicios informativos, Cada lunes a las 11.00 horas presenta el espacio ‘Tothom’ (todo el mundo) sobre la discapacidad. A sus 27 años, es periodista, amante de la música, las nuevas tecnologías y los dispositivos Apple. Desde 2009, Miguel espera con ilusión el momento en que le entreguen su perro guía. Un deseo en el que según él, este blog tuvo su parte de culpa… Todo empezó con un comentario en el que Miguel me daba las gracias por haber compartido mi experiencia en la escuela de perros guía de Rochester, y expresaba las ganas que tenía de vivir su propia experiencia allí. Desde ese momento, comenzó nuestra amistad.

Cuéntanos, Miguel, ¿cómo conociste el blog Viviendo a tientas y por qué decidiste dejar aquel primer comentario?

Conocí el blog haciendo honor a su nombre, a tientas. Por aquél entonces –hará ya más de dos años- como bien dices, me encontraba enfrascado en el proyecto de pedir perro a la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG). Pero como buen internauta y curioso que es uno, me puse a buscar información. Descargué un montón de documentos, me leí un montón de páginas, pero quería más. Quería un testimonio, alguien que hubiera tenido un perro o que hubiera pasado por la aventura de ir a Rochester. Yo ya conocía acerca de la escuela por un viejo conocido de mi padre que nos habló de ella. No recuerdo ni el día, ni la cadena de texto que introduje en ‘San Google’ para encontrar el blog pero, casualidad o causalidad, llegó a mi JAWS. Me acuerdo que lo leí todo en una tarde (no lo digáis a nadie pero estaba en el trabajo). Enterito. De arriba abajo. Me emocioné y lo primero que pensé fue: “yo quiero vivir esa experiencia”. Así que, dejé un comentario para mostrarte mi admiración por tu forma de escribir, por la manera con la que me enganchó tu relato (he sido incapaz de encontrar dicho comentario) y aquí me tienes, contestando una entrevista después de unos años y después de habernos conocido en persona, a ti y a Brilyn.

¿Por qué quieres cambiar el bastón blanco por un perro guía?

Me viene a la mente lo mal que lo pasé cuando tuve que empezar a coger el bastón blanco. Soy ciego de nacimiento y fui muy vago en el tema del bastón. Siempre prefería ir cogido del brazo de un familiar o de un amigo antes que depender del bastón. Supongo que por eso, y porque mis padres siempre me habían hablado de los perros guía, de lo bonitos que eran, de lo mucho que ayudaban a las personas ciegas, que decidí pedir el perro. Esperé a terminar la carrera por aquello de estar más centrado, de tener un trabajo y, justo cuando voy a pedir el perro y me aceptan en las listas, me sale una operación importante que tuvo que detener el proceso, que se reactivó en mayo del 2010. Y aquí estoy, esperando un perro, un amigo, un ayudante, un colega, que de buen seguro me dará muchos quebraderos de cabeza, pero también mucha autonomía y mucha independencia y sobre todo, mucha seguridad.

¿Cómo crees que ese cambio afectará a tu vida personal y profesional?

Tengo claro que será un cambio radical. Tendré que luchar para cambiar 27 años haciendo las cosas de una manera, aprender y enseñar a los de mi alrededor, a vivir, a trabajar de otra forma distinta. No será fácil. Tendré que adaptarme a muchas cosas, en la calle, en casa, en el trabajo, con mi familia y mi pareja. Tendré que aprender y a enseñar, y seguro que seré muy gruñón y muy exigente con esto. Pienso que me veré capaz de ir a muchos sitios, dejar a un lado la pereza y la comodidad de “pasadme a recoger” y cambiarlo por “nos encontramos en tal sitio”. Creo que en mi trabajo también me ayudará y agilizará mis desplazamientos y confío en que mis compañeros aceptarán de buen grado la incorporación canina a la plantilla. La ilusión de todo esto, la tengo bien metida en el corazón.

Para quienes aún no te conocen, ¿podrías explicarnos quién es Miguel González Richart? ¿Cómo te definirías?

Vaya, nunca me ha gustado definirme. Siempre me escondo tras la típica frase de “mejor que me conozca quien quiera hacerlo”. Pero Miguel González Richart nace en Alcanar hace 27 años. Estudié en mi pueblo natal, Alcanar, hasta los 18 años cuando me fui a Barcelona. Tras licenciarme en Periodismo, viajo a Madrid para una beca, la cual me permite terminar trabajando en mi actual puesto de redactor y locutor en Tarragona Radio. De pequeño siempre llevaba una grabadora en la mano y grababa todo lo que podía y más, inventaba entrevistas, situaciones, reportajes. Ya de más mayor colaboré con la radio local y descubrí que esa sería mi pasión. Con la llegada de la informática descubrí otra, el mundo de internet, de los teléfonos inteligentes, de la tecnología en general me apasiona. Soy un nostálgico en temas de música, de radioafición, incluso en tema de valores en los tiempos que vivimos.
Me considero una persona curiosa y con buen humor. Aunque obviamente, soy consciente de mis defectos, que son también bastantes.
Vivo casi adicto a las redes sociales, Internet y todo lo que pasa en el mundo.
Ah, soy ciego de nacimiento

Imagino que te habrán hecho esta pregunta cientos de veces, pero allá va: ¿por qué decidiste dedicarte al periodismo?

Como he dicho en la anterior respuesta, creo que el tema es totalmente vocacional. Desde muy pequeño. Y ahora con el acceso que la tecnología nos ha brindado a las personas ciegas, esa vocación aumenta. Me gusta saber lo que pasa y contarlo. Aunque escribo poco, mucho menos de lo que debería siendo periodista, soy un gran consumidor de información. Me preocupa el rumbo que está tomando la profesión, viendo todo lo que está pasando con los medios actualmente. Pero creo que el mundo necesita personas objetivas que cuenten lo que pasa y que la esencia del periodismo no debería perderse.

Al hilo de esto, ¿consideras que es más complicado trabajar en el sector de la comunicación siendo invidente? ¿Por qué?

Hoy en día es complicado trabajar en cualquier sector y obviamente en el de la comunicación no es una excepción. El hecho de ser invidente a mí no me ha generado problemas, pero cada cuál es un mundo y cada situación es distinta. Lo que sí es cierto es que muchas veces, por miedo, el empresario o quien sea que tenga que contratarte no cree en las posibilidades o las habilidades. Somos nosotros mismos quienes, una vez dentro, tenemos que enseñar que sí podemos hacer casi todo lo que hacen nuestros compañeros, aunque no siempre del mismo modo o siguiendo las mismas pautas. Se está trabajando mucho para concienciar también desde fuera para que las futuras generaciones lo tengan más fácil en ese sentido. Aunque me parece que, lamentablemente, lo van a tener difícil en muchos otros sentidos. No es que sea un pesimista, pero ahora mismo el sector está pasando por un gran declive.

¿Te has encontrado alguna vez, a lo largo de tu carrera profesional, con alguna experiencia negativa/discriminatoria debido a tu ceguera?

No. Absolutamente no. Y si me la he encontrado, no me he dado cuenta o no me he querido dar cuenta. Tal vez es que intento hacer de las cosas negativas, algo positivo y quedarme con eso.

Para quienes no logran imaginarse a un ciego trabajando en la radio, ¿podrías explicarnos cómo es tu día a día? ¿Cómo te manejas en la emisora en la que trabajas?

Pues me levanto a eso de las… Ay, perdona, creo que no iba por aquí la respuesta, ¿Verdad? Suelo hacer mucho trabajo en la emisora, con las adaptaciones tiflotécnicas necesarias. Un ordenador convencional, con Jaws, una línea braille, un Pacmate con su línea braille y un iPhone propio son mis ayudas. Cuando salgo a cubrir algún evento con la unidad móvil (obviamente no conduzco, no sea que la vaya a liar), me acompaña siempre un técnico de la emisora que me ayuda. Sirva eso para agradecer la paciencia y la comprensión de mis compañeros, ojo, no confundir con pena o caridad, eso sería contraproducente en cualquier caso. Para locutar pues eso, con la ayuda del PacMate y su línea braille voy leyendo el texto, aunque estoy pensando en modernizarme y agenciarme alguna tableta táctil y una línea bluetooth para probar. Siempre a la última. Conduzco algunas partes del matinal, redacto y locuto informativos, gestiono notas de prensa y llevo alguna red social de la empresa, todo evidentemente junto a mis compañeros. Más de un invitado se ha quedado un poco sorprendido al entrar al estudio y ver que voy a ser yo, un ciego al fin y al cabo, quien le va a hacer la entrevista.

¿Alguna vez has notado un trato diferente con respecto a tus compañeros de trabajo?

Rotundamente no. Soy un trabajador más, así me considero e intento que así me consideren.

Cuando los oyentes te conocen en persona, o asistes acubrir algún evento, rueda de prensa, etc, ¿la gente todavía se sorprende al verte? Cuéntanos alguna anécdota, si quieres.

Sí, se sorprenden. Pero la mayoría de veces gratamente. Fue muy divertido cuando tuve que ir a cubrir un evento donde unas personas chinas venían a Tarragona para presentar su proyecto de “colla castellera”. Creo que el señor chino no entendía muy bien lo que pasaba cuando me vio entrevistándole bastón en mano asistido por mi compañero técnico. Me dio la mano y yo no se la di porque no lo veía, y durante la entrevista no comprendía por qué no dirigía el micrófono hacia su cara.

¿Crees que tu vida habría sido distinta si no fueras ciego? ¿En qué sentido? ¿Habrías elegido otra profesión?

No lo sé. Ciertamente, no me lo planteo. Supongo que sí, que sería diferente. Mi pareja y mis amigos dicen que sería diferente, tirando a peor, no sé porqué será. En cuanto a lo de la profesión… Vete a saber, tal vez médico o taxista.

¿Qué les dirías a esas personas que aún dudan a la hora de contratar a una persona invidente?

Les diría que le den una oportunidad, que les traten con igualdad de condiciones, que les ofrezcan una prueba si quieren. Creo que con un par de semanas de adaptación se darán cuenta de si son buenos o no. Ojalá todos pudieran competir en igualdad de oportunidades. No creo ni soy partidario de la discriminación, ni negativa ni positiva.

Por último, ¿podrías compartir un pensamiento y un deseo para el 2013?

No soy muy dado a hacer grandes propósitos ni deseos para el año nuevo pero, obviamente un deseo personal es que llegue el momento de tener el perro, de vivirlo con la misma ilusión y emoción que cuando te leí a ti y seguro que un poquito más. Que el 2013 me traiga momentos tan felices como cuando te conocí a ti, a tu pareja y a Brilyn. Y que todas esas personas que, siendo periodistas o no, están perdiendo su trabajo que encuentren una forma de salir adelante y de reinventarse, que nunca les falte el ánimo.

Muchas gracias, Miguel, siempre es un placer contar contigo en el blog. Mucho ánimo, ¡y que pronto tengas a tu lado a ese compañero canino que tanto deseas!

Yo también lo espero, ¡que el 2013 sea mi año peludo!

Anuncios

3 pensamientos en “El placer de Entrevistar a un amigo

  1. Gloria

    Estupenda entrevista, genial Miguel. Espero que este año se te cumpla ese deseo que tanto anhelas. Claro que con ejemplos como Brylin todos queremos tener un perro que se parezca un poquito a ella ¿verdad?.
    Patricia ¡ánimo! que tú también lograras lo que deseas.

    Responder
  2. Pingback: De mayor quiero tener un perro guía | Miguel Gonzalez Richart

  3. Pingback: El placer de entrevistar a un amigo | Miguel Gonzalez Richart

Y tú, ¿cómo lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s