Las 10 preguntas más ‘estúpidas’ que nos hacen a los ciegos. Parte I

Cuando comencé a escribir este blog, allá por junio de 2009, mi intención era la de “abrirle los ojos” a la gente (nunca mejor dicho) en todo lo que se refería a los aspectos de las personas discapacitadas. Quería que al leerlo, comprendiesen que una persona con diversidad funcional es capaz de escribir y manejar un blog, por ejemplo. Pero también quería romper ese tabú que existe en nuestra sociedad, en la que parece que hablar de las cosas feas, las cosas que no son hermosas o perfectas no está bien visto. Aunque os cueste creerlo, hay muchísima gente que aún piensa que un ciego hoy en día sólo puede vender cupones, o quedarse en casa con una pensión por jubilación. Y lo que siempre he pretendido, desde este blog, y luego desde la radio gracias a la oportunidad que Eva Moreno me brindó en su programa de Cadena SER, ‘A vivir que son dos días Castilla y León’, es demostrar que somos capaces de mucho más. Que somos como cualquier persona, con nuestras filias y fobias, con nuestros gustos y disgustos, nuestras aficiones, nuestros odios y pasiones. EN definitiva, que no somos bichos raros.

Poco a poco, a lo largo de estos tres años, he ido descubriendo que a la gente le gusta conocer más acerca del mundo de la discapacidad. Todo lo relacionado con la accesibilidad y la inclusión despierta interés. Es más, algunos hasta dirían que la discapacidad está de moda. Pero lo cierto es, amigos, que todo lo relativo a las personas con diversidad funcional últimamente vende mucho en los medios. Se nos llena la boca con palabras como responsabilidad social, inclusión, tolerancia, respeto, igualdad… Pero quienes promueven todo eso, ¿en serio se han planteado lo que significa tener una discapacidad? ¿Saben de verdad lo que es vivir día a día siendo diferente a la masa dominante? ¿O es que vende más y mejor decir que somos inclusivos y socialmente responsables?

Desde aquí os animo a hacer un ejercicio de reflexión. A que os planteéis si realmente creéis en la inclusión, o si cada vez que veis un aparcamiento para discapacitados libre aprovecháis para dejar vuestro vehículo. ¡Solo un minuto, por supuesto! Y cuando veis a un ciego que se aproxima con su bastón/perro guía, ¿os apartáis para dejarle pasar, o seguís en medio de la acera charlando con vuestros colegas como si nada? (Esto es real, prometo que me ha pasado más de una vez)

Después de estas reflexiones, os aseguro que aunque se habla mucho, muchísimo de la discapacidad, todavía existe mucho desconocimiento acerca del tema. Se podría escribir un libro entero con todo lo que la gente desconoce de los discapacitados, y en concreto, de las personas invidentes.

Por poneros algunos ejemplos, he hecho una recopilación de las 10 preguntas más estúpidas que aún me sigue haciendo la gente.

1. ¿Qué ve un ciego? ¿Ve en blanco, en negro?

Iba un día de vuelta a casa, antes de tener a Brilyn (mi perra guía) y aún utilizaba bastón, cuando me pararon dos chavales. NO tendrían más de 12 o 13 años, y con la excusa de que tenían que hacer un trabajo de clase, me preguntaron que cómo veía un ciego, si veía en blanco, en negro, o no veía nada. La pregunta en cuestión reconozco que se las trae, y bien pensado, no es ninguna estupidez. Al principio me dio la risa, pero después, armándome de toda la paciencia de que fui capaz, traté de explicarles que cuando un ojo está tan dañado que no es capaz de trasmitir las imágenes que percibe al cerebro, se podría decir que el ojo simplemente no ve. NI en blanco, ni en negro, ni en multicolor. No ve. Les puse el ejemplo del dedo. Es como si vosotros trataseis de mirar a través de vuestro dedo. Como no existe comunicación en el dedo para recibir imágenes, éste no puede enviar ninguna señal de lo que está viendo hacia el cerebro. Porque el dedo no está hecho para ver. Pues los ciegos “vemos” así. Es decir, nuestros ojos son incapaces de recibir luz o color, por lo tanto, no pueden enviarlas al cerebro, y eso hace que sea imposible “ver”.

No sé si con el ejemplo los chavales despejaron sus dudas, pero me dieron las gracias y siguieron su camino.

2. Si me tocas la cara, ¿sabes cómo soy?

Mira que adoro el cine, pero esto es un bulo tremendo difundido por las películas de Hollywood. Si tocas la cara de una persona, solo te servirá para conocer su forma, sus relieves, la forma de su nariz, sus cejas o sus labios. Si tiene entradas en la frente, la cara llena de granos, o lleva flequillo. Pero nunca podríamos saber si una persona es guapa, fea o medio chimpancé recorriendo su cara con nuestros dedos. Porque es imposible formarse una imagen mental completa de una cara solo tocándola. Al menos yo no puedo. Los que hemos visto antes y ahora no, podemos tratar de imaginar mentalmente cómo es, pero es muy complicado. Yo desde luego, no uso ese método para ligar. Ahora bien, no puedo hablar por las personas que nacieron siendo ciegas. Ellos, al haber conocido el mundo toda su vida a través del tacto, tal vez puedan sacar más información de una persona palpando su cara. Pero por mi experiencia, ellos tampoco necesitan comprobar cómo es la cara de alguien para saber si les gusta o no. Se fijan más en la voz, en su tono y calidez, la risa, la personalidad en su conjunto. Pero oye, también puede que esté equivocada, y a alguien sí le sea de utilidad tocar la cara de la gente. Por favor, si hay algún ciego de nacimiento en la sala, que nos saque de dudas. Gracias.

3. Por la voz, ¿sabes si una persona es guapa o fea?

Esta es otra de mis favoritas. Es como preguntarle a una persona sorda si por el color de pelo de alguien sabe si su voz es suave o ronca. Os hacéis una idea, ¿no? Pues eso.

4. ¿Puedes bajar escaleras?

Esta es muy buena. Lo mejor es que quien me la hizo era supuestamente una persona formada, con su carrera en Derecho, colaboradora de una asociación de personas en riesgo de exclusión. Y al parecer, no era la primera vez que trataba con alguien invidente. Imaginad mi cara cuando íbamos a bajar por unas escaleras, y me preguntó si sabía/podía hacerlo. Fue, como dirían los yankies, un momento WTF? Total. (Nota: WTF = What the fuck? Lo que en castellano puro vendría a ser nuestro “¿Qué coj***nes?”)

Lamentablemente, no fue la única vez en que alguien puso en cuestión mis “habilidades” motrices. Recuerdo que una vez, en una entrevista de trabajo, ¿llegaron a preguntarme si sabía llamar por teléfono, y si sería capaz de hablar por teléfono y tomar notas al mismo tiempo. No, mire, he estudiado el bachillerato de letras y cinco años de carrera, ¡pero no me pida que llame por teléfono! Otro momento WTF.

5. Y a ti, ¿quién te limpia la cocina? ¿Y los baños?

Eso preguntó mi abuela en la última celebración familiar que tuvimos en mi casa. Bueno, no me lo preguntó a mí directamente, sino a mi madre. Fue muy gracioso. Casi me caigo de la risa cuando desde la cocina escuché que le decía a mi madre: “Oye, ¿Quién le limpia la cocina a la niña? ¿Y los baños?” Me dieron ganas de acercarme a ella y decirle: “Abuela, normalmente tengo un mayordomo y 20 doncellas, como en Downton Abbey, pero hoy les he dado el día libre”. Si hubiera sido otra persona, no se libra. Pero siendo mi abuela… Hay que entender que ella se crió en un ambiente y una generación muy distinta a la nuestra. Para ella, el hecho de que su nieta ciega haya estudiado, tenga un novio y viva independizada en su propia casa ya es todo un logro. Es de las que opina que si no encuentras un trabajo no pasa nada, ya trabajará él, y tú te quedas en casa, cuidando a los niños. Así que, por ser ella, le perdono la pregunta. Para el próximo día, que traiga la lejía y el estropajo, y me ayude a limpiar el baño. 😛

—-

El resto de las preguntas, en la segunda parte del post!

¿Alguna vez os han preguntado estas cosas? ¿Otras peores?

Y los que veis, ¿tenéis alguna duda/pregunta que os parezca muy tonta pero tengais curiosidad por saberla?

No os cortéis, ¡compartid vuestras preguntas tontas! xD

>> Haz click aquí para leer Las 10 preguntas más ‘estúpidas’ que nos hacen a los ciegos. Parte II

130 pensamientos en “Las 10 preguntas más ‘estúpidas’ que nos hacen a los ciegos. Parte I

  1. Madelein

    Hola, estoy escribiendo una novela y uno de mis personajes se queda ciega. Quisiera que me ayudes un poquito, saber si antes veías, cuál fue la causa de tu ceguera.

    Responder
  2. Alma

    Me encanta leer lo que dices. Es tan estúpido ver cómo la gente asocia que perdamos o tengamos algo con lo que somos como personas. Yo no tengo una discapacidad visual, y justamente llegue a tu blog porque mi hermano me decía sobre qué es lo que ven los ciegos.

    Responder

Y tú, ¿cómo lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s